Obras: Macross

Anteriormente me había declarado Otaku. Con orgullo debo decir que soy de la "Vieja Guardia", cuando el anime en la televisión nacional era POCO, daban unas cuantas series largas de Europa y no sabían que poner o con que abusar de nosotros. Recuerdo que por el año 85 a 89 (no me acuerdo bien), Canal 7 y Canal 11 comenzaron a transmitir Robotech. En ese tiempo no me importaba que fuese un esfuerzo de la Harmony Gold USA (la comercializadora), no me importaba que hubiesen pegado con poxipol una gran serie (Genesis Climber Mospeda) con una mediocre (Super Dimension Cavalry Southern Cross) para completar 85 episodios que resultaron el gancho para su serialización en Estados Unidos (y su venida al país), no importaba nada. Tal como a muchos fans, mi preferida fue la primera generación, que cuando llegue a una edad más adulta descubrí que se llamaba en realidad Super Dimension Fortress Macross.


 OJO! SPOILERS!

De la mente de Shoji Kawamori, nos llega está historia en el distante "futuro" de 1999. En esa fecha, un asteroide del tamaño de una ciudad se estrella en una isla del pacífico (South Ataria). Durante los siguientes diez años, un grupo de científicos e ingenieros llevan a cabo un proceso de ingeniería en reversa del dispositivo, que descubren que es una nave espacial, a la cual nombran SDF-1 (Super Dimensional Fortress 1). Para el 2009 las reparaciones se encuentran casi completadas, una armada extraterrestre (los Zentraedi) llegan a la Tierra y reconoce la fortaleza como una de sus enemigos. Durante la celebración de su lanzamiento, la nave dispara contra sus enemigos, lo que desata una espectacular batalla campal en su contra.

OJO! SPOILERS!

Durante la parte más cruda de la batalla, los técnicos encargados de la SDF-1 deciden activar el dispositivo de FTL para escapar a la órbita de la Luna y librar a la Tierra del combate contra los Zentraedi. Por accidente, se llevan la ciudad de Macross (donde habitaba la familia de los técnicos), la isla donde yacía y la flota naval que se encontraba a su alrededor AL BORDE DEL SISTEMA SOLAR. A partir de ese momento, el personal rescata a la población civil, salva el material que puede (incluyendo dos portaaviones  que cubrían la estructura) e inicia regreso a casa ante la amenazadora sombra Zentraedi.

OJO! SPOILERS!


El gran éxito de Macross, el cual al igual que Gundam se transformó en una gran franquicia por cuenta propia, se debe a numerosas razones. En primer lugar, el establecimiento de un triángulo amoroso entre Misa Hayese (Lisa Hayes), Hikaru Ichijo (Rick Hunter) y Lynn Minmmay; que se fue construyendo durante toda la serie. En segundo lugar, las historias secundarias enlazadas con cierta casual inocencia y alegría entre los diferentes personajes (el matrimonio interracial entre Maximilian Jenius y Millya Fallina, el deseo de los Zentraedi por compartir la humanidad de los micronianos, la busqueda de la protocultura como premio final, el genocidio de una raza y quienes tuvieron contacto con ella por temor a que se extienda su contaminación, el abandono de la Tierra a los náufragos en el espacio, el combate final de la guerra y las heridas que los eventos posteriores produjo en sus protagonistas mientras reconstruían el desolado planeta Tierra).


El tercer elemento, tal vez uno de los más importante, es que esta serie solidificó el genero de Real Mecha en la conciencia colectiva de los otakus alrededor del mundo para toda una generación (mi generación). La ciencia ficción usada en la serie tenía una explicación coherente; las naves se quedaban sin combustible, los combatientes podían morir por los efectos adversos del espacio, heridas de guerra u otros eventos relacioandos con la guerra (cansancio de combate, misiones inoportunas, cancelación de permisos). Esto combinado con una impresionante banda musical, que mantuvo a los espectadores a raya todo el tiempo (aunque era imposible escuchar algo en medio combate fue un evento magnífico) transformó a la fórmula en una eterno clásico del genero Mecha.


En octubre del 2012 se cumplieron 30 años desde la puesta en escena de esta magnífica obra del género de Real Robot. Para los cánones actuales, la animación va a resultar antigua y algo infantil. Pero la historia es impresionante desde todo punto de vista. Mi recomendación para los que gozan de la nostalgia es volver a verla (a través de Robotech o la versión original). Para los que no, pueden seguir alguna de sus películas o las series más recientes (Macross Frontier como la más reciente). La recomiendo!

Compartir en Tumblr
ESCRITO POR Carlos Molina

Vivo con la inquietud de darle sustento y contenido a los mundos que hay en mi cabeza y plasmar la vida de tantos personajes que habitan en mi imaginación. De ahi que, esta urgencia creadora se confabuló con mi pasión por la Ciencia Ficción para esclavizarme felizmente hasta completar mi primera saga literaria, "La Guerra del Borde Interno".

0 comentarios:

Publicar un comentario