Raza: Irezumi

"Cuando ella se asomó después de su larga estancia en la oscuridad, un rayo de la luz llamado amanecer escapó y Amaterasu se deslumbró por su propio reflejo en el espejo." Mitología japonesa.

La raza irezumi es una muy orgullosa. La base de su mitología establece que lo primero que observó una mujer de esta raza es la luz. No existe documentación que confirme esto, pero es cierto que en la actualidad lo primero que ve un espécimen de esta raza es la luz del cuarto de alumbramiento luego de salir de los tubos.

Desarrolladas por medio de ingeniería genética, las irezumis son engendradas de acuerdo a las estadísticas de su población. Esto puede cambiar en tiempos de guerra, o bajo las ordenes de su reina, cuando se ordenan más de su clase. En promedio, la raza puede vivir veinte períodos, mil cien días completos que dura la traslación de su planeta madre. Después de esto, el código genético bajo el que fueron diseñadas comienza a degradarse hasta provocar la falla terminal del modelo en menos de dos períodos. Pero, existen casos extraordinarios, que pueden sobrepasar dicha edad. Semejantes veteranas son respetadas y reverenciadas por las más jóvenes, por su experiencia, cantidad de vida y superioridad.

Diseñadas para combatir, ellas son incorporadas a la Flota desde muy jóvenes y sirven en su entorno por cinco de diez períodos de su vida. El inicio de esta guerra le ha devuelto un propósito a la raza, el de enfrentarse contra la Alianza que trata de someterlas. Pero en el fondo, ellas temen que al final del conflicto deban encontrar otra forma para justificar su vida; una ajena del eterno conflicto, la sangre y el fuego a la que han estado acostumbradas desde que tienen memoria.

Compartir en Tumblr
ESCRITO POR Carlos Molina

Vivo con la inquietud de darle sustento y contenido a los mundos que hay en mi cabeza y plasmar la vida de tantos personajes que habitan en mi imaginación. De ahi que, esta urgencia creadora se confabuló con mi pasión por la Ciencia Ficción para esclavizarme felizmente hasta completar mi primera saga literaria, "La Guerra del Borde Interno".

0 comentarios:

Publicar un comentario